5 pasos para ganar lugar en tu clóset.

No importa qué tipo de armario tengas o quieras, tómate el tiempo para pensar qué es lo que verdaderamente necesitas almacenar y dónde. Echar un vistazo a lo que tienes en tu guardarropa te ayudará, sin duda, a descubrir qué tipo de almacenamiento necesitas. Evalúa lo que tienes y elimina lo que no necesitas para preparar tu armario y transformarlo.

7203340384_fc6110a3b1_b

Paso uno

Designa un área de ensayo y vacía tu armario. Puedes usar tu cama o un área despejada de tu cuarto. Este primer paso es importante sacar todo: ropa, ganchos, cajas, colchas dobladas, blancos o hasta pilas de revistas viejas.

Es recomendable usar un estante de ropa plegable para colgar la ropa para que la puedas clasificar. El estante, además, puede ser una buena adición para el cuarto de lavar una vez que termines tu proyecto de ordenar el armario. Recuerda tomarte tu tiempo, poner tu música favorita o pedir a un amigo o miembro de la familia su ayuda en caso de contar con artículos pesados que tengan que cambiarse de lugar.

Paso dos

Organiza todo en categorías y haz un inventario. Puedes colocar artículos similares en cajas de cartón, contenedores de plástico o en pilas, y utilizar etiquetas para ayudar a mantener un registro de cada grupo de artículos. Algunos organizadores sugieren comenzar con “mantener”, “tirar” y “donar”, mientras que otros prefieren que sus clientes comiencen con categorías amplias (ropa, zapatos y ropa de cama) y luego dividir todo en subcategorías más pequeñas (suéteres, botas de invierno y sábanas) .

Durante esta etapa, tómate el tiempo necesario para agrupar artículos pequeños como baterías bisutería, etcétera, en bolsas o frascos, para que no terminen perdidos o mezclados entre las cajas o pilas de objetos más grandes.

Paso tres

Elimina los elementos que no pertenecen a ese armario en particular. Una de las grandes causas del desorden y la desorganización en el hogar son los elementos que pertenecen a la cocina o al dormitorio, y que terminan escondidos en los armarios de toda la casa. Éste es el momento de devolver los artículos fuera de lugar a su hogar legítimo, siempre con la idea de concentrarse en la planificación de un armario a la vez. Cuando se ordene uno, se puede poner nueva atención a otros armarios.

Paso Cuatro

Elimina los elementos no deseados. Ésta puede ser la parte más difícil del proceso de planificación del armario. Ayuda a establecer algunas reglas básicas por adelantado, como cualquier cosa con agujeros o pares de zapatos o calcetines a los que les faltan el par deben irse. También, es recomendable hacerse las siguientes preguntas:

¿He usado esta camisa o falda en el último año?

¿Esta chaqueta todavía sirve?

¿Realmente necesito todo este número de contenedores para tener uniformidad?

Cuando la respuesta a las preguntas que tú mismo hagas sea “no”, decide si quieres donar artículos a la caridad, tratar de vender algo en línea, hacer una venta de garaje, etc.

Ante todo, hay que evitar el terrible error de almacenamiento de cosas que no se utilizan ya y no olvidar el objetivo princial; el orden total del armario.

Paso cinco

Hay que limpiar el armario. Es el momento ideal para limpiar las paredes del clóset y hasta el suelo. Una vez que los artículos se eliminan, probablemente encontrarás etiquetas de ropa perdida, recibos de tienda o polvo acumulado. Si las paredes necesitan pintura, elije una pintura resistente al moho, y si encuentras que las paredes del ropero tienen moho después de quitar los artículos, busca a un profesional que examine tus paredes y limpie y pinte adecuadamente.

Si una vez que has organizado tu clóset continúas con problemas de espacio, contáctanos en EnBodegaT al (55) 5580 2645 / 5260 1738 o entra en www.enbodegat.com.mx para que almacenes todo lo que no necesitas de primera mano y tengas el espacio en tu clóset que siempre has querido. ¡Mucho éxito!